domingo, junio 25, 2006

BodySong (disco solista de Jonny Greenwod)


Si bien el disco es viejo, me llamó la atención y quizás muchos tampoco sabían de esto.

Estaba chusmeando dead air space (blog de radiohead, donde ellos postean huevadas al igual que nosotros) y me encontré con una foto de Jonny Greenwood (multi instrumentista de Radiohead) con partituras en mano y un cuarteto de cuerdas.


En el blog no aclara por qué se le dio por escribir una obra para cuatro cuerdas, así que me puse a buscar info en internet: se trata de la banda sonora para una película "Bodysong".

El disco es una mezcla de jazz experimental, sonidos electrónicos minimalistas y estas obras para cuerdas que escribiò Jonny que son geniales. No es fàcil componer para un cuarteto de cuerdas y que suene bien, hay que tener un conocimiento armònico bastante profundo. Aclaro, no es que le dieron un cuarteto de cuerdas e hizo un delirio.



Esto demuestra una vez màs que Jonny no es solo un limadito que toca la viola en Radiohead. El fue el que incluyó un montón de teclados, notebooks, máquinas de ritmos anàlogas, Kid A y Amnesiac no hubieran sido tales sin la presencia de Jonny en la banda.

Todos los temas de Bodysong fueron escritos y producidos por Jonny Greenwood.

Nota y entrevista a Jonny Greenwood (fuente: página 12)

La película a la que Greenwood le puso música tiene características extrañas y grandilocuentes, más allá de lo extraño del hecho de que a alguien se le haya ocurrido documentar la “vida humana”. No tiene diálogos ni guión, y porque el realizador Simon Plummell no filmó un solo segundo de la película sino que remixó imágenes de archivo de distintas épocas. En el documental no hay más sonidos que los hilvanados por Greenwood, quien contó con la ayuda del Emperor String Quartet.

“Supongo que inconscientemente buscaba que la música estuviera en el mismo nivel que las imágenes”, explicó el músico. “Que hubiera un cuarteto de cuerdas, una banda de jazz y cosas electrónicas. Tenía muy en claro de que podía aburrir a la gente haciendo una música parecida durante demasiado tiempo o que podía aburrirla de otro modo cambiándola completamente a cada minuto. Así que hice un balance para conseguir algo adecuado.”
En la banda sonora (que no tendrá edición argentina, pero se puede bajar de Internet), Greenwood intercambia los géneros como si fuera lo más natural del mundo. Los fans de Radiohead que se engancharon con Kid A y Amnesiac seguramente podrán disfrutar de los desvíos y las trayectorias erráticas del álbum, del jazz a alta velocidad a un ambient alterado por clicks digitales. Pero quienes todavía añoran las melodías de The Bends (y se pierden la evolución de una banda en estado de combustión creativa), mejor manténganse alejados. Jonny explica sus motivos para embarcarse en esta aventura sonora.
“Hacer esto era muy atrevido y muy liberador, porque con respecto a la música pude trabajar completamente relajado. No hubo límites, ni siquiera de tiempo. Simon me mandaba unos veinte minutos de material con una nota que decía: ‘De acá voy a sacar cuatro o cinco minutos de película. ¿Tenés alguna idea?’. Miraba esos fragmentos y trataba de capturar el clima. Por ejemplo, comprometí a un cuarteto de cuerdas y compusimos en conjunto. Nunca había intentado algo así antes. Eso fue absolutamente estremecedor, se me cumplió un sueño. Estar en unestudio con un presupuesto importante y usarlo en músicos clásicos con los que uno hace música para una película... ¡Increíble!”
Aunque la banda sonora le llevó más de dos años, la prioridad para Jonny siempre fue (y es) Radiohead.

“Creo que puedo hacer cualquier cosa dentro de la banda”, asegura. “No me parece que en Bodysong haya hecho algo realmente muy diferente de lo que ya intenté con Radiohead. Sólo es un poco más extremo. Antes, las cuerdas a menudo quedaban ocultas tras los otros arreglos compactos. Por ese motivo es agradable arreglar cosas de un modo un poco más transparente. Además, la banda siempre me empujó para que publicara el disco de una vez. Así que les di toda la música de la película, que eran dos CDR con más de noventa minutos de música. Quería que mis compañeros decidieran qué partes eran las mejores y qué funcionaría mejor en un solo CD. Thom armó la mayor parte del disco y a todos le gustó.”




Extracto de la película (fuente: youtube)